Mirad el calendario: ya están aquí las fiestas de Navidad para empresas en Madrid. El 25 de diciembre se nos echa encima, pero no se trata solo de ese día. Las vacaciones de navidades de los niños tras el primer y agotador trimestre de escuela duran un par de semanas. Es decir, hay mucho tiempo en sus fiestas de navidad y una buena propuesta es, sin duda, preparar una jornada llena de actividades para hijos de empleados.

¿Y qué se puede hacer en una celebración de empresa?

Las animaciones infantiles son probablemente la mejor respuesta para las fiestas de navidad para empresas en Madrid, pues están llenas de ideas que a los niños les encanta. Por ejemplo, estas animaciones incluyen payasos. Así de golpe puede parecer abstracto, pero los payasos ayudan a que los críos dejen la timidez a un lado porque se conducen con el lenguaje universal del humor, algo que llega a todos los pequeños y les anima a ser más participativos. Los animadores infantiles están especializados en toda clase de niños y no les asusta el rango de edades; al contrario, siempre tienen actividades preparadas de acuerdo al nivel de cada grupo. Lo que todos tienen en común en que se lo pasan genial en estos eventos para empleados y sus niños porque la marcha, la risa y los juegos están más que garantizados.

fiestas-de-navidad-para-empresas-en-madrid

En las fiestas de Navidad para empresas en Madrid también se pueden contratar magos profesionales, es decir, magos preparados para lidiar con el público más exigente y menos transigente: sí, los niños. Para entretenerlos de verdad hay que ser muy bueno y enseñarles cosas nuevas que mantengan su atención todo el tiempo. Los magos también tienen un repertorio muy alto de actividades navideñas ideales para una jornada familiar en la empresa. Desde música con graciosas coreografías hasta gymkanas, pasando, por supuesto, por los fabulosos y sorprendentes trucos de magia.

Tampoco pueden faltar en las fiestas de Navidad para empresas en Madrid los pintacaras. Esta actividad siempre tiene un montón de afluencia porque, aunque es muy sencilla, es muy eficaz. Un buen equipo de ceras de colores, un animador infantil que sepa plasmar los rasgos principales de piratas, animales, princesas, caballeros, superhéroes y superheroinas, personajes de dibujos animados, etc., y tienes a un puñado de niños contentísimos. Las fiestas de disfraces para empresas son un gran punto a su favor.

Pues ya lo sabes, si quieres hacer algo diferente en las fiestas de Navidad para empresas en Madrid, ten en mente la posibilidad de llevar animadores infantiles de todas las categorías para que los niños se lo pasen en grande.

[Total:0    Promedio:0/5]